El videoarte como elemento comercial

el videoarte

¬ŅQu√© es exactamente un videoarte? A veces nos cuesta reconocer el arte como un elemento comercial pero sin duda, en la actualidad, podr√≠a ser una de las ramas m√°s utilizadas que goza de mejor salud.

Su ubicuidad, interdisciplinaridad, inmaterialidad y comunicación hacen del videoarte uno de los mejores elementos con fines comerciales de los que podemos disponer en la actualidad.

Podemos transmitir un mensaje a cualquier lugar, desde cualquier sitio y casi instant√°neamente gracias a su ubicuidad.

Su interdisciplinariedad requiere, por parte de los profesionales del vídeo, amplios conocimientos sobre diferentes tecnologías y aplicaciones de diferentes líneas artísticas. Este amplio espectro de conocimientos hace que sea más versátil, y pueda contener las mejores características de cada una de las disciplinas.

¬ŅInmaterialidad? Consideramos ARTE cuando una obra genera emociones al p√ļblico y produce en √©l una necesidad de identidad. Por tanto, podemos considerar arte solamente aquellos capaces de producirnos sensaciones.

La comunicación es la capacidad de transmitir: ser capaces de aprovechar la velocidad, el audio, la superposición de imágenes para crear un contenido que nos transmita lo que queremos hacer sentir al espectador.

 

¬ŅC√≥mo hacemos de un videoarte un v√≠deo corporativo comercial?

Hay muchos grandes vide√≥grafos que se dedican √ļnica y exclusivamente a vender y comercializar sus videoartes: Bill Viol√°, Georgina Tribuliani, Damien Krisl‚Ķ Y artistas espa√Īoles como Zazo Canvas, Uri Barcelona, R.J. S√°nchez‚Ķ Se tratan de trabajos con tanta personalidad y estilo propio que venden precisamente por no ser la l√≠nea corporativa tradicional.

El problema de muchos de estos trabajos es la barrera de entrada frente a los clientes, especialmente el que no se aventura a arriesgar por un estilo visual totalmente diferente a lo que ten√≠a pensado o estimado como ‚Äúspot publicitario‚ÄĚ.

Muchos trabajos que se exponen con valent√≠a, quedan en renegados por el cliente final y el propio vide√≥grafo los sube igualmente a sus canales personales con la etiqueta de ‚ÄúEl Montaje del Director‚ÄĚ o ‚ÄúDirectors Cut‚ÄĚ. Veamos algunos ejemplos:

C TANGANA | ‚ÄúViene y Va‚ÄĚ Directors Cut

#FasePonzano (Montaje del director)

D√≠a del padre para DSDamat Espa√Īa

 

Y otros v√≠deos comerciales que, siendo videoarte, salieron a la luz ‚Äúcomercial‚ÄĚ:

CONVERSE – Chuck Taylor ‚ÄúAll the stories are true‚ÄĚ

Hermès Homme | FW18 | The Endless Road

 

¬ŅQu√© clases de videoarte encontraremos?

  • La v√≠deo-identidad que est√° relacionada con las performances realizadas in situ en cualquier zona y que intenta describir las habilidades y caracter√≠sticas de las personas (aqu√≠ tienes un ejemplo)
  • El v√≠deo experimental que, como su propio nombre indica, busca indagar en el lenguaje propio de la imagen en movimiento y sus caracter√≠sticas tanto formales como expresivas. El principal motivo de los v√≠deos experimentales es intentar explicar sensaciones que no se pueden mostrar con palabras o v√≠deos convencionales (haz clic aqu√≠ para ver un ejemplo)
  • Videoinstalaci√≥n o videoescultura. Esta usa las televisiones como material para la elaboraci√≥n de instalaciones y esculturas. Podemos encontrar un buen ejemplo del empleo de la tecnolog√≠a en los trabajos de Nam June Paik.
  • V√≠deo-visi√≥n.¬†Se trata de generar a trav√©s de un v√≠deo tu propia visi√≥n de un lugar, persona, o situaci√≥n. Con las t√©cnicas audiovisuales que m√°s se adecuen al editor (para m√°s informaci√≥n, haz clic en este enlace).

 

El videoarte como elemento comercial: ¬ŅPor qu√© debemos considerarlo as√≠?

Al igual que cualquier tipo de arte, este se puede usar para atraer al p√ļblico, mostrar nuevos productos, generar inter√©s o transmitir los valores de una empresa.

A√ļna los elementos perfectos para ser todo un √©xito: atemporalidad, versatilidad, originalidad, sorpresa, variedad‚Ķ¬†

Es importante destacar que, a diferencia de otro tipo de v√≠deos, el videoarte requiere de la situaci√≥n espacial y emocional del espectador para que tenga el efecto adecuado. Por regla general, un videoarte debe ser visto SABIENDO que se va a ver un tipo de v√≠deo diferente, por lo que el espectador se prepara para no recibir un contenido habitual, y sea un tipo de persona abierto a nuevos est√≠mulos y nuevas formas de comunicaci√≥n. Por ello la dificultad de que un videoarte entre en un circuito comercial a un gran p√ļblico o plataforma.

Sin embargo, cualquier elemento que queramos considerar comercial, debe cumplir una premisa b√°sica: no dejar indiferente al p√ļblico. Y, sin duda, un buen videoarte lo consigue.¬†

Gracias al videoarte conseguimos romper barreras. En su originalidad ya tenemos la atenci√≥n de nuestro p√ļblico: ahora solamente debemos transmitirle nuestro mensaje.

En definitiva, aquel videoarte que es creado con personalidad propia, inteligencia comercial, técnicas no comunes, y es retenido por el espectador en su memoria durante un largo tiempo… Lo podremos considerar como vídeo corporativo comercial en base de un videoarte, y habremos conseguido el objetivo inicial de nuestra pregunta.

 

¬ŅQuieres mostrarme tu trabajo y que hablemos de ello en los pr√≥ximos art√≠culos? ¬°Escr√≠beme!

www.vmarfil.com

@vicmarfil