La competencia en el mundo del vídeo: ¿qué es eso?

videos de calidad

En un mercado cada vez más salvaje, uno de los principales problemas a los que se enfrentan muchas empresas y, por supuesto, también los videógrafos, es la voraz competencia, sin importar el tamaño de la empresa.

El avance de los equipos, junto con la globalizaciĂłn, redes sociales, y el acceso a formaciones gratuitas hacen que cualquiera pueda hacerse un hueco en el mercado audiovisual. Para quien sepa aprovechar las oportunidades, sepa ganarse a sus clientes y logre promocionarse bien, la competencia se vuelve casi inexistente.

Y decimos “casi” porque hay que tenerla en cuenta y aprender a convivir con ella. Aquí te damos siete tips claves para que la competencia no te quite el sueño siendo videógrafo.

 

¿Cómo conseguir dejar atrás a la competencia y olvidarnos de ella de una vez por todas?

 

1- Identificar a la competencia

¿No nos íbamos a olvidar de ella? Sí, pero solamente como problema. Tenemos que saber primero a quién denominar “competencia” ya que no todas las empresas que ofrecen lo mismo que nosotros son nuestros competidores.

Estudiar las fortalezas y debilidades de nuestros adversarios nos hacen tener ventaja sobre ellos. Ver qué campañas de marketing tienen, en qué fallan, qué han hecho bien: toda esa información nos será muy útil a la hora de abordar lo que queremos nosotros.

Una de las claves en este mercado es observar y analizar la competencia sin miedo, y sin pensar “qué bueno es, jamás llegaré a eso”, créeme que si supieras cómo lo hace te darías cuenta que es mucho más sencillo de lo que piensas.

2- Lanzarnos a la conquista de nuevos mercados

Aprendamos de Colón, de los exploradores y conquistadores gracias a los cuales descubrimos que había mundo más allá de Europa. 

No hay que conformarse. Desarrollar un plan para explorar y conquistar nuevos mercados es una estrategia muy potente. Ten en cuenta que tĂş y tu empresa sois Ăşnicos.

Y no hay mejor oportunidad que la que nos brinda internet ahora: con YouTube y las redes sociales, compartir contenidos nunca fue tan fácil. Los avances tecnológicos nos permiten crear contenido que hace diez años era casi impensable.

Con todas esas herramientas al alcance, solamente en tu imaginación y metas estará el límite. No hay nada que no puedas hacer, es cuestión casi sempre de dedicarle tiempo.

 

3- La mejor calidad

Está claro que no vamos a ganar batallas teniendo los precios más bajos: los clientes quieren calidad. Calidad en el servicio, en las páginas web que visitan, calidad en los vídeos que ven y que comparten… Sé exigente contigo mismo, y muy perfeccionista. La mayor competencia es la que está delante del espejo.

La calidad es una fortaleza que pocos pueden vencer; ofrece calidad en todo lo que les des y la asociarán directamente a tu empresa. 

 

4- Fomenta la VCU

La Ventaja Competitiva Única engloba las cualidades que tiene tu empresa y que sobresalen y consideras únicas. 

¿Qué tienes tú que no tienen los demás? En vez de centrarnos en describir por detalles toda la empresa, el funcionamiento de esta o los detalles técnicos, centrémonos en hacerle llegar al cliente nuestra VCU.

La primera VCU de todo videógrafo es su personalidad, su físico, y su forma de comunicarse con el cliente. Eso te hará único y en la mayoría de los casos, ese aspecto será determinante a la hora de entrar a trabajar en cualquier proyecto.

 

5- No trabajas para el cliente, trabajas CON el cliente

El éxito se basa en una sola premisa, “solucionar los problemas de tus clientes”. Cuando te plantees hacer por ejemplo vídeos promocionales céntrate en que capten el mensaje: sólo tú tiene el remedio.

Ser un videógrafo resolutivo en cualquier circunstancia es lo que más valor tiene en el mercado. Pero recuerda, si eres autónomo o la empresa es tuya, siempre trabajarás con el cliente, nunca para él. Debéis encontrara una afinidad para que el trabajo salga de una manera conjunta. Si consigues que tus clientes te vean como un compañero y no como un empleado, tendrás su confianza eterna.

 

6- No te compares nunca con tu competencia

Es un error grave que cometen muchas empresas, frente al cliente esta NO existe.

Si reconocemos que la competencia existe, les estaremos reconociendo que hay otros sitios a los que pueden acudir.

Preocúpate de mejorar en tus vídeos, en tus fotografías, y en tu unión con el cliente. Y te darás cuenta que lo que haga el resto de videógrafos dará igual.

 

7- Rodéate de mejores profesionales que tú

Siempre se ha dicho que un equipo potente y unido es la mejor baza para ganar. Por ello hay que buscar los mejores profesionales en todos los ámbitos.

Un buen videógrafo no es solamente el que tenga las mejores tecnologías, sino aquel que sepa reconocer el “alma” de un negocio, lo que hace única a una empresa.

Los proyectos deben salir mejores de lo que piensas, y si hay que sacrificar um poco de tu presupuesto para contar com un compañero técnico especialista, hazlo. Los videógrafos no trabajamos solo, y no es conveniente, pero sempre intenta que las personas con las que cuentes en cada proyecto, sean mejores que tú, así no solo lograrás mejorar como equipo, si no que aprenderás mucho más rápido.