Consejos para grabar un vídeo reportaje de calidad

video reportaje

Crear un vídeo reportaje es algo que requiere bastante tiempo y una buena organización. No se trata simplemente de coger la cámara y grabar, sino que existe un proceso detrás que hay que seguir a rajatabla para conseguir un reportaje profesional.

 

Antes que en vídeo, prepara el reportaje en papel

Es imprescindible contar con un guión literario y otro técnico. El primero reflejará el esquema narrativo del reportaje, mientras que el guión técnico, como su propia nombre indica, se centrarán los aspectos técnicos a la hora de grabar (planos, material, lugares y fechas de las grabaciones, etc.).

Estos dos documentos son imprescindibles para lograr un vídeo reportaje de calidad.

 

¿Qué tipo de cámara es la más indicada para grabar un vídeo reportaje?

La que más fácil te sea de emplear: desde aquella vieja réflex que tienes olvidada en el fondo del armario hasta la videocámara que tu padre compró hace 5 años, pasando por el smartphone de última generación que tienes en tus manos.

La cámara es importante, pero contar con un buen equipo de apoyo es fundamental. Nos referimos a todas aquellas herramientas que te ayudarán a mejorar la calidad de tu grabación.

Obviamente son muchos los instrumentos que podrían ayudarte a lograr ese resultado profesional al que tanto aspiras. Sin embargo, en este artículo vamos a mencionar solamente el material que consideramos prescindible: 

  • Trípode o estabilizador. Ambos son fundamentales para impedir que las imágenes tiemblen
  • Micrófono. Muy útil para obtener un sonido de calidad. En algunas circunstancias, el uso del micrófono resulta indispensable para obviar el sonido de fondo.
  • Focos. Para solventar la escasez de luz.

 

Planos y movimientos

Dominar los distintos tipos de planos y entender como reacciona tu cámara ante una escena en movimiento, son otros dos elementos a tener en cuenta para obtener un resultado profesional.

Lo mejor es que empieces a jugar con tu cámara: analizas sus funciones, investiga los planos, entiende como se comporta la velocidad de obturación tanto en escenas con mucha luz como en las más oscuras y en movimiento, etc. Y, sobre todo, no tengas prisa y disfruta del proceso del proceso de aprendizaje.

 

Organización y estrategia

Cuando llegues al lugar de grabación, no te pongas a grabar como un loco. 

Recuerda que la prisa es la peor enemiga de un trabajo bien hecho, por lo que: parate a pensar, tomate tu tiempo para organizarte y coloca tu equipo.

Después, acorde a tu guión, piensa a lo que quiere representar y cómo.

Finalmente, empieza a grabar.