Detrás de la cámara: todo lo que no se ve en un vídeo

grabar video

El trabajo a desarrollar para grabar un vídeo es muy extenso; no es solo preparar lo que se va a ver en el vídeo, si no todo lo que hay detrás.

Hay que tener en cuenta la preparación del guion y de los textos, la elección de los planos y de los actores o de las personas que vayan a salir en el vídeo. Además es muy importante seleccionar bien los escenarios en los que se va a grabar y, en caso de haber exteriores, es muy importante tener en cuenta las horas de luz, la afluencia de gente y sobre todo pedir los permisos correspondientes para no tener ningún problema a la hora de grabar.

También hay que tener en cuenta las tomas ya que difícilmente conseguiremos el resultado que queremos con una sola toma.

 

La valiosa ayuda de la cámara

Lo mejor de la tecnología actual es que te permite obtener resultados de calidad sin necesidad de llevar demasiado equipo. 

Un consejo para los principiantes es que capturen todo lo que puedan con su cámara, en lugar de perder el tiempo intentando arreglarlo todo en la edición. 

Y lo maravilloso que tienen los modelos de cámaras como la Alpha 9 es que prácticamente hacen todo el trabajo duro por ti, con funciones como la exposición o el iris automáticos. Hasta hace poco, la mayoría de los modelos de cámaras DSLR no ofrecían un buen enfoque automático a la hora de grabar vídeos, pero con la Alpha 9 lo tienes al instante. 

De esa forma, resulta mucho más sencillo lograr resultados de calidad casi cinematográfica, aunque no puedas permitirte tener a todo un equipo que te apoye en la grabación. Un buen camcorder como el de la Alpha 9 ofrece también funciones creativas adicionales que los directores de fotografía profesionales utilizan constantemente. 

Un buen ejemplo de ello es el filtro de densidad neutra variable integrado en el dispositivo. Este filtro reduce la cantidad de luz que llega al sensor sin deteriorar la calidad de las imágenes. Puede parecer extraño que alguien quiera utilizar menos luz en lugar de más, pero resulta muy útil para crear una menor profundidad de campo, para lo que tendrías que abrir el iris incluso en días brillantes en los que normalmente no lo harías. 

Del mismo modo, seleccionar el filtro ND te permite utilizar una velocidad de obturación menor para conseguir escenas más realistas.

 

Contar con un videógrafo experto

Ahora bien, aunque tu cámara te ayudará a grabar vídeos de calidad, como hemos mencionado arriba, hay tanto trabajo detrás de un vídeo que no se puede improvisar, ni aprender de un día para otro.

Si aspiras en convertirte en un verdadero videógrafo, lo ideal sería que aprendas de los profesionales. Necesitarás practicar mucho, probar y equivocarte, antes de lograr el resultado al que aspiras. 

Además, para lograr ese vídeo de calidad que tanto ansías, siempre es aconsejable contar con otros profesionales, como los guionistas, los técnicos de iluminación, etc.